Cómo evaluar un accidente de trabajo

Publicado en por Calos Figueroa Salazar

Artículo aportado por Sofía Sanchez.

La seguridad ocupacional es un tema de discusión de gran interés por su rol en prácticamente todas las empresas formales y a la vez ausentes en los casos de lesiones laborales imposibles de prevenir. A veces no importa cuantas medidas drásticas tomen el departamento de recursos humanos y los agentes de seguridad de una empresa para proteger a los trabajadores, hay muchas situaciones que pasan repentinamente y son difíciles de controlar.

Hay muchas ocurrencias laborales que no se pueden clasificar como lesiones directamente relacionadas con actos del trabajo, por sí solas, las lesiones no se consideran accidentes de trabajo. Por definición, un accidente de trabajo se consiste en una lesión corporal que el empleado de la compañía sufra por consecuencia de las labores que ejecuta, causando una herida, golpe o enfermedad, incluyendo enfermedades psíquicas o psicológicas. En términos simples, es un accidente que sucede mientras el trabajador realiza una actividad laboral.

A veces es difícil de determinar su accidente se considera laboral en ocasiones en donde la lesión ocurre fuera del ámbito de la compañía, por ejemplo una colisión automovilística fuera de la propiedad privada de la empresa. También se debe analizar cuándo el accidente ocurrió, al ser en hora de descanso o fuera de su jornada laboral, no se considera tiempo efectivo de servicio y no se puede defender como caso de lesión laboral, ni siquiera si el accidente ocurre en el descanso de almuerzo incluso estando dentro del edificio de la compañía.  En casos como tal, es casi imposible comprobar que el accidente se realizo por causa de llevar a cabo una obra laboral.

Algunos de los accidentes laborales más comunes incluyen incidentes de resbalón y caída, síndrome de túnel carpiano y lesiones relacionados con movimientos repetitivos que causan trauma cumulativa, entre otros.  Es importante reportar accidentes de trabajo, confirmados como “accidente” o no, a sus supervisores y departamento de recursos humanos para que puedan determinar la categorización del incidente y los beneficios laborales que son accesibles a trabajadores. También se recomienda consultar con un abogado de accidentes laborales para poder averiguar sus derechos en casos de lesiones laborales, tanto como la recompensa que le pertenece para cubrir gastos médicos, salario perdido y trauma emocional. 

Se debe establecer una línea de comunicación entre los empleados y los agentes de seguridad, un esfuerzo que ayudará a crear un plan de prevención, asegurando la salud laboral de los trabajadores, especialmente en industrias en donde se hacen manos de obras peligrosas, trabajan dentro de zonas de construcción o están en contacto directo con químicos peligrosos.

Bio: Sofía Sánchez es una escritora, graduada de Florida International University, con licenciatura en Estudios Liberales con énfasis en escrituras/periodismo sobre la política, recursos humanos y negocios internacionales.

Gracias Sra. Sofía Sanchez por su valioso aporte.

Comentar este post

Susana Valera 11/17/2012 01:58


Excelente pagina, felicidades


es verdad que si una persona  tiene un accidente labora tienen que imdennizarlo porque mi hermano estuvo un accidente se machaco un dedo y lo unico que le pagaron fueron sus quince y toda la
operacion

Calos Figueroa Salazar 11/24/2012 17:18



Si queda incapacitado de ese dedo o mano en forma permanente el IVSS debe pagar indemnización por incapacidad, si recobró sus funciones no.